Masaje con ventosas

   Jesús A. contento

Masaje con Ventosas

La La técnica se llama “ba guan” -o “cupping” en inglés- y consiste en aplicar  ventosas a la piel, con el objetivo de reducir el dolor, eliminar toxinas y mejorar el flujo sanguíneo.

El estancamiento energético se traduce como dolorosa contractura; con las ventosas se consigue movilizar la sangre acumulada atrayendola a la superficie.

Las ventosas se pueden dejar fijas o realizar un masaje con ellas, lo que desbloqueará la dolorosa energía estancada.

El Ba Guan es una terapia de la Medicina Tradicional China, también aplicada por los antiguos chamanes, culturas del mundo antiguo, A. de C. como Mesopotamia, Egipto y Grecia antiguos, actualmente muy universal, conocida también como Masaje con Ventosas y Terapia con Ventosas.

El nombre “Cupping” proviene de la palabra “cup”, que en inglés significa: “taza”. Es una técnica que consiste en la aplicación de ventosas sobre la piel, creando un efecto de vacío que succiona la piel y tejidos subyacentes lo que provoca una movilización de la energía y fluidos corporales.

Desde la antigüedad las ventosas más utilizadas han sido de cerámica, bambú o arcilla y actualmente, las más populares son de cristal y de plástico.

¿En qué consiste el método de Masaje con Ventosas?

Para la aplicación de las  ventosas de cristal, se utiliza el fuego para consumir el oxígeno que hay dentro de la ventosa y generar efecto de vacío en el interior de la ventosa e inmediatamente la misma se aplica en la piel, antes de que vuelva a entrar oxígeno al interior de la ventosa. De esta manera, se pega a la piel y se logra el efecto deseado.

La técnica para las ventosas de plástico varía un poco, algunas vienen con una bomba de succión que permite controlar la cantidad de aire que se va a succionar del interior de la ventosa. Otra variante consiste en ventosas que traen adicionada una pera de goma para facilitar la extracción del aire.

Aplicaciones:

  • Para masajes: se recomienda la aplicación de algún aceite que facilite el desplazamiento de las ventosas en la piel. El masaje de la zona a tratar tiene la finalidad de provocar hiperemia y mover así, los fluidos del cuerpo. El masaje con ventosas, preferiblemente plásticas con pera de goma, tiene la finalidad terapéutica de desintoxicar el organismo, de las toxinas que se desplazan en el sistema circulatorio y linfático.
  • Aplicación y extracción rápida: terapia especialmente indicada para tratar la espalda y en particular, tratar afecciones pulmonares. En este método, se aplica la ventosa de cristal y se deja actuar de 2 o 3 segundos, luego separa la ventosa de la piel con un movimiento rápido e inmediatamente se aplica en otro punto, repitiendo el proceso, hasta recorrer toda el área a tratar. Es una técnica muy recomendada cuando existe mucha congestión pulmonar o bronquial, causada por un exceso de mucosidad, pues se estimula el desprendimiento de la mucosidad y su expulsión por medio de la tos.
  • Técnica de ventosas fijas secas: consiste en la aplicación de las ventosas en sitios específicos, para dejarlas fijas en la piel con la finalidad de tratar así las zonas reflejas del organismo, a través de sus puntos reflejos en la espalda. Método recomendado para tratar puntos “gatillos”, de mucho dolor, a causa de contracturas musculares o bloqueos estructurales.
  • Sangrado por ventosas: Usado en zonas muy congestionadas o inflamadas a las cuales se puede extraer un poco de sangre para bajar la tensión del área, para lo cual, se pincha la piel con una lanceta y se coloca la ventosa fija. El cuerpo se encargará de expulsar la cantidad de sangre necesaria para mejorar y descongestionar la zona.

¿Cuáles son los beneficios del masaje con ventosas?

Equilibrar el organismo, desintoxicación de toxinas, impurezas, grasas, líquidos y celulitis;  relajación muscular, contra contracturas musculares, analgésico, antiinflamatorio, energizante, activador de la circulación y del sistema linfático, metabolismo, defensas, tendones; tratamientos faciales anti edad, alergias, fatiga y fibromialgia.